Una sincera Advertencia:

En este blog holístico puedes sentirte a gradiente o contra gradiente. El objetivo es ser cotransportador de la información, los temas expuestos tienen la finalidad de crear un conflicto regenerador con el que estimular el espíritu autónomo de conciencia crítica. En tu búsqueda del Yo quizás te encuentres con tu Sombra, o viceversa.

En este Feedback de comunicación, y si te animas a profundizar, agradecemos tu opinión o un comentario.

Bienvenid@

Tal vez el mundo Holístico no es lo que esperabas... o tal vez sí.

Una conciencia más holística, por favor...

. jueves, 25 de junio de 2009


El desarrollo de una conciencia ampliada y sobre todo HOLISTICA es definitivamente la opción más sensata de que disponemos hoy por hoy para superar, no solo esta, sino cualquier crisis. Es por tanto una opción que aporta sentido, finalidad e integridad al ser humano. Holos es todo y todas las cosas, es ciencia, espiritualidad, filosofía, arte, psicología, ecología. Es conciencia planetaria, conciencia universal y sobre todo conciencia humana, tanto en lo colectivo como con respecto al todo que nos envuelve y que se halla contenido y difundido en cada uno de nosotros. Es un concepto antiquísimo y al tiempo muy moderno, que aún no se ha desplegado del todo y que concierne a visionarios e individuos consecuentes, que alimentan un ideal. Es un concepto multidimensional, que estrecha lazos universales y que es transitado por científicos, místicos y por sencillos ciudadanos del mundo y amas de casa.


La Holística unifica e integra, respeta y enriquece y aporta además claves, fórmulas y tecnologías vitales y urgentes para impulsar nuevos estilos y calidades de vida en un mundo necesitado de modelos alternativos humanistas, que respeten la dignidad y la integridad humana, que respeten cualquier forma de vida, cualquier forma de existencia. La holística se expande y evoluciona con el ser humano, en ella entra Todo si ese Todo es coherente, unificador, integrador y consciente. Queda claro que no hablo de esa idea de rebaño sobe la conciencia que se vende aún por ahí. La conciencia no es un simple mecanismo para juzgar lo que es bueno o malo o para sentir culpabilidad o exculpación, hablamos de algo mucho más serio y trascendente, hablamos de la CONCIENCIA OBJETIVA como puente entre nuestro Yo y el Ser Universal; hablamos de que la evolución del conjunto humano depende de la evolución de muchas conciencias individuales conscientes y que anhelan la realización, el equilibrio y la armonía. El estudio práctico de la conciencia abre pues multitud de respuestas a multitud de interrogantes acerca de lo que somos, de dónde venimos y a donde vamos. Ha sido el estudio de la conciencia lo que ha echado abajo los modelos dogmáticos y reduccionistas.


Hay que detenerse a meditar y también hay que salir a luchar en el agitado océano de la vida cotidiana. No a meditar con gorgoritos desde el cómodo suelo enmoquetado sino a buscar la propia fricción interna que desate las fuerzas y el poder de ser realmente nosotros mismos. El desarrollo de una conciencia unitiva no viene de forma gratuita sino que es el resultado de un trabajo y unas cualidades intuitivas, sensitivas y de interrelación. Pero antes deberíamos unificar por lo menos las tres conciencias representadas en nuestro cerebro trino: la conciencia visceral, la conciencia emocional y la conciencia intelectual (mucho mas rudimentaria de lo que se presume), todo este “trabajo” requiere de un potencial intuitivo innato, y de tecnologías definidas. No viene por efecto de una educación parcial, itinerante y monodireccional sino de un esfuerzo de interiorización y discernimiento que debe ser llevado a la práctica.


Corren tiempos de crisis, no es una cosa pasajera sino un cúmulo de causas y efectos que viene de muy lejos y que desemboca en la actualidad presente, o sea, en un mundo que se presume moderno pero que se ha mostrado incapaz de autogestionarse. El ejemplo es claro: bolsas de pobreza, éxodos y migraciones masivas, conflictos bélicos, aumento de la delincuencia, industrialización masiva, expolio geoestratégico, agotamiento de los recursos, contaminación, cambio climático, desertización, pandemias y hambre, enfermedades iatrogénicas y de la modernidad, estrés y angustia existencial. Las políticas empleadas hasta ahora no se han mostrado capaces porque se le ha dado a la economía global un carácter depredador que agota los recursos y genera desigualdades y conflictos. La recesión económica es planetaria, y era de esperar, sin embargo nos sorprende de forma inesperada. Es una crisis planetaria que amenaza a un mundo en decadencia, que necesita llegar al límite para despertar y rectificar. La crisis está creando emergencias, vacios, crisis personales como familiares y con ello aumenta imparablemente el consumo de antiansiolíticos y prozac que en muchas ocasiones sintomatiza emergencias existenciales y espirituales.


Vivimos por tanto un momentum único y sin precedentes en nuestra historia, un tiempo de inflexión que nos obliga a involucionar, a replantearnos cosas y a enmendar errores. Sobre todo es un momento para renovarse y aceptar el cambio que está operando alrededor, que facilita la introspección y el replanteamiento de retos vitales y trascendentes para el compromiso solidario y el activismo ciudadano. Las diferentes políticas sociales han marginando a unos y sobreprotegido a otros, alejándonos de nuestro derecho a elevar la voz, a defender nuestra individualidad, a actuar y rebelarnos allá donde ha surgido una injusticia que nos afecta a todos. En la búsqueda de la seguridad, el confort, del éxito y el prestigio nos hemos olvidado de nosotros mismos y es hora de reclamar nuestro derecho a ser únicos y auténticos .


La crisis es por tanto el resultado de un cúmulo de causas y efectos, el resultado de una actividad insostenible y depredadora, es necesario un cambio en la propia conciencia personal y colectiva que nos oriente a edificar nuestra escala de valores en un suelo más fértil y estable. Es el resultado de un mundo que no se conoce, de una humanidad que no se detiene a meditar acerca del sentido de la vida.


El planeta entra junto al sistema solar en una región complicada de la galaxia que va a producir cambios tanto en el núcleo como en el eje magnético planetario. La sobre actividad solar va a incrementar la radiación. Va ha haber cambios y ni siquiera los científicos quieren alertar acerca del tema. El planeta va a sufrir cambios drásticos y profundos: atmosféricos, climáticos y geológicos, que afectaran a su vez al mundo biológico y a millones de seres humanos en una forma que nadie es capaz de predecir ni calcular.


Nada de esto es casual.


Share/Save/Bookmark

Aquí tienes otros artículos que también pueden interesarte: