Una sincera Advertencia:

En este blog holístico puedes sentirte a gradiente o contra gradiente. El objetivo es ser cotransportador de la información, los temas expuestos tienen la finalidad de crear un conflicto regenerador con el que estimular el espíritu autónomo de conciencia crítica. En tu búsqueda del Yo quizás te encuentres con tu Sombra, o viceversa.

En este Feedback de comunicación, y si te animas a profundizar, agradecemos tu opinión o un comentario.

Bienvenid@

Tal vez el mundo Holístico no es lo que esperabas... o tal vez sí.

En la riqueza y en la pobreza

. viernes, 27 de enero de 2012

Dicen de los ricos que lo tienen todo, y de los pobres que no tienen nada. Pero todo depende de si la riqueza es cualitativa, o es cuantitativa. Hay personas pobres con una rica conciencia, que gozan de saludable humanidad, de esas personas no es tan justo decir que: “no tienen nada”, en contraste con otras que sufren de enfermedad material.  Hay personas ricas, o con dinero, que tienen conciencia, que son incluso conscientes de que el dinero no lo es todo, y de que siempre se puede hacer algo por alguien. Eso de que el dinero no lo es todo, y que en el fondo no somos “nadie” todo el mundo lo sabe; aunque cueste reconocerlo.

Muchos ricos, perdón, con dinero,  son ahora pobres, y los antes pobres son ahora muy ricos. El llamado capital ha truncado los valores proletarios, que son ahora los valores del mercado. Todo depende de los escrúpulos. Los escrúpulos nos impiden amar el dinero. Sabemos que el dinero abduce, que arroganta o acobarda, que esclaviza, que sodomiza y engomorra. Por dinero hay quien vende a su madre, a su abuela o se llena la tripa de bellotas. Incluso hay quien vende el alma al diablo, aunque el diablo ni siquiera exista.

Por dinero siempre habrá quien traiciona y quien conspira, quien se compra o quien se vende; pero las ganancias no son “bienes” como los placeres no son “dicha”, lo saben bien quienes están solos y vacíos.

Que la humanidad, la integridad o la conciencia no dan de comer? Claro que no, porque los escrúpulos son un incordio. El dinero puede comprar personas, a los amigos, una esposa florero, un marido de postizo y una casa en Baladeros. Pero no puede comprar el Amor, el Afecto, la Amistad, la Salud, la Serenidad, la Fertilidad, la Juventud, la Fe, la Inteligencia, y menos aún la Inmortalidad. Siento decirlo pero don dinero, queridos salvadores del mundo, no es garantía de Esperanza, ni de Felicidad; ni siquiera lo es de ser “alguien” que se aproxime a Ser “Uno mismo”.

Por eso, ser rico no lo es todo y ser pobre no es tener nada.









Share/Save/Bookmark

Aquí tienes otros artículos que también pueden interesarte: