ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Yo?


El ser humano pierde unidad e integridad durante su desarrollo, especialmente si no supera el obstáculo de su dualidad y falta de interconexión. Su Ser es de alguna manera obstaculizado por el efecto de la vida y la realidad social, atrapadas ambas en la escala fenomenológica que caracteriza a nuestro planeta y su biodiversidad. Solo que en el ser humano dicha escala debería ser superada mientras que la naturaleza obedece a sus impulsos esenciales. Esta separación interna lleva a la dinámica de desarrollar múltiples egos o yoes, que pueden interpretarse como manifestaciones de un solo ego pero son en realidad una multiplicidad. La sensación del Yo desde la personalidad es subjetiva y responde a un mecanismo emergente de adaptación al mundo, es el ego que enuncian las filosofías orientales.


El Yo desde la esencia es natural y genuino, su forma de ver el mundo es objetiva y no depende de esquemas impuestos por la educación, por lo general, en el occidental, es la personalidad la que se impone a la esencia, que es silenciada desde la niñez. La esencia reconoce intuitivamente la naturaleza de las cosas, mientras que la personalidad centra su atención en las cosas de la naturaleza, es decir, en el mundo físico. Cuando el ser humano permanece sujeto a una serie de atavismos y esquemas desarrolla corazas que lo condicionan y subyugan, éstas se construyen desde la personalidad y sus yoes. Cuando esto ocurre, su cualidad esencial -su Ser o Self- conecta débilmente y se dificulta el flujo unitivo de la conciencia. Factores como la educación, el entorno social y cultural, así como los aspectos nutricionales y medio-ambientales determinan “el nivel de ser” de cada ser humano. El nivel de Ser viene a ser algo así como el grado de desarrollo psicológico, emocional, físico, instintivo, y muy especialmente espiritual, que llegamos a alcanzar según las circunstancias, y depende estrechamente de la evolución de la propia conciencia. También podemos decir que el nivel de Ser depende de la interacción armoniosa entre la esencia y la personalidad. Deberíamos plantearnos seriamente la cuestión de la inteligencia, ya que esta no puede ser íntegra cuando nos desconocemos interiormente. Podemos tocar el violín con los pies o hacer volar un cohete a la luna, mientras que las emociones o los sentimientos permanecen en estado de subdesarrollo. Podríamos conquistar otras galaxias y permanecer en el estado de subdesarrollo que caracteriza a las sociedades humanas, especialmente a las más avanzadas. En realidad, tal como es la humanidad hoy, supondría un grave riesgo para otros mundos, que el hombre los colonizara. ¿Existe realmente una inteligencia integrada? ¿Tenemos inteligencia emocional y visceral..? ¿Conectamos conscientemente con estos niveles? Un superdotado tiene una forma de inteligencia limitada a una función o un campo, consecuencia de una sobre-actividad hemisferial pero esto no responde necesariamente a una inteligencia integral. Podría decirse que las personas más inteligentes son aquellas con mayor capacidad de adaptación y respuesta ante la vida.



La inteligencia no se mide con aparatos y test, sino que depende del grado de evolución interior, de la escala de valores, y de la actitud y aportación creativa del individuo al mundo.


Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!