ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

El mundo interior y el mundo exterior


"Nuestra mente está limitada por su percepción nouménica, o sea, está circundada en sí misma. El mundo de los fenómenos, es decir, la forma de su propia percepción, la encierra como un cerco, como un muro. Pero si logra escapar más allá de este muro que la rodea, ve inevitablemente en el mundo muchas cosas nuevas."
P. D. Ouspenski. (tertium organum)





Entre el mundo del yo de la personalidad y el mundo interior es posible crear un espacio interpersonal, que sin estar desconectado de éstos, represente nuestro espacio personal. ES el Jardín Interior, el hogar natural del YO. Un lugar donde ponernos a salvo de los accidentes de la incertidumbre, de las causas y efectos mecánicos externos.



No nos equivoquemos, la personalidad, aunque es un reflejo de la identidad, no representa necesariamente el propio mundo interior, ya que está volcada hacia los fenómenos de la vida social. La personalidad es una pantalla, una frontera entre el mundo de las formas y el propio mundo. Ya que existen tantas visiones del mundo como formas de personalidad se hace necesario mantener la integridad personal desde el YO natural para que nos sirva de puente y vehículo de comunicación con el mundo externo. Visto de esta manera no hay por qué temer al cambio o a la trasformación. El miedo a perder la identidad, la perdida de la propia estima se origina cuando la noción de identidad está aferrada a identificaciones con la superficie, con el aspecto superficial o ilusorio de la vida. La neurosis surge cuando damos a la personalidad una sobre importancia que la convierte en un estado permanente o una cualidad definitiva cuando en realidad no lo es. La personalidad siempre puede ser modificada y con ella la propia conducta, siempre desde el YO natural, más autentico, íntimo y creativo. Crecer es un proceso que integra lo prepersonal, lo personal y lo transpersonal en consonancia cíclica y armónica.



Es en parte lógico pues, que tengamos miedo a ser nosotros mismos, pero la libertad se alcanza superando las propias barreras que ofrece una mente estática y unidireccional. Nos cuesta aceptar que la realidad es aceptar que aquello que pensamos como muy real, en el fondo no lo es tanto. Mientras que en la superficie somos arrastrados por las cosas ilusorias, dentro podríamos vivir en un presente inmóvil, a salvo de incertidumbres, simplemente porque nos regimos por nuestros propios valores y constataciones. Cuando el cristianismo hace constantes alusiones al cielo, no lo hace señalando a algo ajeno u externo al ser humano, sino al propio cielo interno y a la unidad de éste con lo holoversal.
Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!