ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

La extravagante pregunta de Kow




El planeta endorfina está en el universo, pero nadie en el planeta sabe en qué lugar se encuentra exactamente. Para saberlo tendrían que salir del planeta pero a nadie se le ha ocurrido semejante idea. La verdad es que no les pica la curiosidad ni el deseo de conocer otras cosas que no sean mantenerse encendido. En el planeta no existen conflictos de ninguna clase, por eso no hay satélites ni aviones espía, ni cosas por el estilo. No porque sean perfectos, simplemente porque no saben lo que es un tener un conflicto. Uno podría pensar que están en la edad de oro, pero no, los endorfinos no tienen edad. Ellos no se hacen viejos. Cuando desaparecen es porque la luz del sol Cercano se ha apagado, y es una cosa que jamás ha pasado porque a nadie se le ha ocurrido hasta hoy preocuparse de si se apaga o por qué se apaga. El único caso en que caen enfermos, -si se le puede llamar así- es cuando la luz de un endorfino decrece o se debilita, cosa que sólo ocurre si el Sol Cercano emite menos luz o si se hacen una pregunta, pero insisto, un endorfino, -por el momento- no se hace preguntas.



Como decíamos, lo que hace que los endorfinos puedan tener luz es el Sol Cercano, para ellos es como un generador electrónico que provee de energía a todo su mundo. La única oscuridad que conocen es la sombra que tienen las cosas por lo que no tienen miedo a los sitios oscuros y tampoco tienen miedo a tener miedo porque no tienen nada que ocultar ni nada de qué ocultarse. Una cosa que sí saben es que hay un Sol aún más grande que el “sol cercano”, y es el “Sol Nadie”. El sol Nadie da luz al sol cercano y lo sabe todo, ya que es un Sol absoluto. Pero ningún endorfino lo ha visto jamás en persona, precisamente porque nadie sabe qué es exactamente el Sol Nadie. Aunque no tienen aparatos ni tecnología para observar el espacio exterior, aun así, sienten que tal Sol existe, aún sin plantearse si existe o no.



Otro tema es que a ningún endorfino se le ha ocurrido hacer una teoría acerca del por qué los endorfinos no hacen teorías. Un endorfino siempre puede decir que Nadie lo sabe. Pero insisto en que es muy complicado saber lo que Nadie sabe. Por eso para un endorfino es tan importante no ser Nadie ya que eso significaría complicarse la vida, y la verdad, a ninguno de estos personajes le interesa ni preocuparse ni complicarse la existencia.



El planeta es muy redondo y todas las cosas del planeta son circulares y redondas, están hechas de energía y dan vueltas permanentemente: Las montañas, las nubes, las gotas de agua, las piedras, las frutas y los granitos de arena son redondos y giran imparablemente sobre sí mismos. El planeta tiene un clima cálido y estable exceptuando cuando todo se pone a girar demasiado, entonces el Sol lo que hace es mandar un poco menos de luz. No existen meteorólogos que adviertan sobre esto, pero a un endorfino le basta con ser tal cual es para mantenerse conectado a todo lo que pasa, aunque sea años luz de su mundo.



Kow es un endorfino que vive en el complejo residencial de un país en el que todo el mundo vive en complejos residenciales, donde no hay endorfinos ricos ni pobres. Para Kow su casa es el mejor lugar del mundo, tiene todo lo que necesita, precisamente porque necesita muy poco. En primer lugar no necesita necesitar. Debo aclarar que tener una casa no es para ellos una necesidad, podríamos decir que es un derecho y nada más.



Cuando un endorfino nace lo hace con parto natural que ocurre cuando la endorfina hembra alumbra (por eso nacen encendidos). El cómo la endorfina llegó a estar lumbrada es una cuestión que todos conocen y que no es ningún secreto, es algo que se sabe antes de nacer, por lo que no existen dudas ni tabús al respecto.



En el planeta endorfina sólo hay un único sistema de gobierno, no es una democracia, ni una monarquía, ni un totalitarismo. No hay jueces ni parlamentos, tampoco impuestos ni declaración de la renta, y mucho menos soldados y policías, simplemente porque un endorfino jamás juzga ni se mete en líos.



Cuando un endorfino va a la escuela es para aprender más de lo que sabe. En la escuela no hay libros porque a los endorfinos no les hace falta leer, simplemente escuchan lo que oyen. Pero ojo, no escuchan con el oído, los endorfinos no tienen orejas ni pabellón auditivo: escuchan encendiéndose. Los profesores son endorfinos que aprenden en la misma escuela de Kow y que estudian la única carrera que existe en el planeta, que es la “especialidad en encender para encenderse.” Cuando Kow está encendido es porque el profesor lo ha motivado a encenderse, si se enciende estará más atento y puede concentrarse mejor .



El alimento de un endorfino depende de la forma como se enciende, aunque su forma sea redonda y algo achatada generalmente lo hace por tres sitios: la cabeza, el pecho y la espalda. Cuando quiere encenderse se pone boca abajo y cuando se apaga corre riesgo de dejar de ser un endorfino, por eso es tan súper importante aprender la carrera para aprender a encender y encenderse.



En la escuela no se hacen preguntas porque no hay respuestas para responderlas. Nadie conoce un solo caso en el que alguien haya hecho una sola pregunta.



A Kow lo que más le gusta es encenderse, porque se ilumina como una bombilla y se siente la mar de bien. Sabe que se le sube el guapo y que a las chicas les gusta un buen endorfino encendido. No se trata exactamente de un cortejo para ligar con la chica, sino de una forma que tienen las endorfinas y endorfinos de estar en contacto.



La vida de un endorfino no es nada rutinaria, ya que estar encendidos los mantiene lo suficientemente ocupados para plantearse nada.



Pero Kow se está haciendo una pregunta que ningún endorfino se había planteado antes. Esto es un hecho verdaderamente extravagante. Lo peor de todo es que cuando un endorfino tiene una idea, todo el planeta se entera tarde o temprano. Su pregunta surgió de pronto, al despertarse por la mañana : ¿Qué hace un endorfino como yo en un lugar como este? Lo más curioso de todo es que al plantearse la pregunta su luz decrecía y parpadeaba intermitentemente. Un endorfino no se hace preguntas porque no piensa, entonces ¿Qué estaba ocurriendo? Su madre al verlo se hizo otra pregunta que jamás una madre se había hecho en todo el planeta: ¿Qué le pasa a Kow? En ese momento también ella empezó a parpadear y palidecerse…
Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!