ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Listos, sesudos, eruditos, genios, inteligentes y superdotados


Me gustaría, antes de comenzar con este interesante tema, apuntillar acerca de una cuestión que no es sólo una opinión personal sino un hecho a todas luces. Como para hablar de las excelencias del superdotado ya hay extensa literatura, y como me importa poco lo que piensen los llamados “especialistas en la materia”, solo diré que un test de inteligencia no lo dice ni mucho menos, todo acerca de la inteligencia de una persona y menos aún acerca de cómo es. Ya no es mi caso, que de seguro rallaría el promedio o el “tirando a bajo”. Menos mal que siempre nos queda aquello de Hegel de que “la inteligencia es capacidad de adaptación”.


Se da muy frecuentemente el hecho de que los susodichos test son aprobados con muy alta calificación no sólo por personas a las que se tilda de excepcionales y hasta de genios, sino también por personas autistas, y por otras a las que se ha diagnosticado (equivocadamente o no) subnormalidad o falta de desarrollo mental; ¡así que esto lo dice todo...! Por cierto, que aunque países ricos y civilizados como Norte América tengan el índice mas alto de analfabetos por metro cuadrado, crece imparablemente el número de inteligentes licenciados en una u otra materia. Eso sí, aumenta en las sociedades tildadas de desarrolladas una mayor cultura de la incultura. La culpa, no lo neguemos, es de tanto inteligente que crea fórmulas y leyes para que un sistema obsoleto y depredador se perpetúe ad infinitum.


Que conste que no me estoy metiendo con esas personas a las que se tiene por súperinteligentes, nada de eso, (aunque más de un mal intencionado se frotaría las manos con tal suposición) sino más bien todo lo contrario. Lo que no entiendo es cómo se califica como superdotado a alguien, que, aún manejando conceptos de altas matemáticas es incapaz de discriminar entre una gallina y un pollo, o entre una lechuga y un tomate. Evidentemente para tal calificación se ha tenido un criterio que no tiene en cuenta lo que es “tener criterio”. He visto y he convivido con individuos (ellos claro está no han elegido ser así) que además de una gran vanidad y egocentrismo han demostrado no tener más capacidad para discernir. He visto situaciones en las que tales personas sufrían un gran conflicto entre lo que sabían y lo que no eran, situación que se debe precisamente al hecho de que calificamos como una gran “inteligencia” a cualquier persona que memoriza cantidades colosales de información o que resuelve ecuaciones complejas. Les he visto contestar a complicadas cuestiones acerca de economía e ignorar rotundamente qué es lo que necesitan para quitarse un estreñimiento crónico. Son personas a las que educamos erróneamente repitiéndoles lo listos que son, personas que desde muy niñas desarrollan una personalidad precoz, o sea, que se vuelven monos imitadores a las que reímos las gracias. No dudo que están viviendo un drama, pero en gran parte somos causantes de su situación. De todas formas no son superdotados domesticados lo que necesitamos en este mundo para alcanzar un mundo “menos peor”, sino personas verdaderamente despiertas e íntegras, capaces de alcanzar una inteligencia y una inteligencia no sólo integrales sino también prácticas.


La capacidad para experimentar maduramente una emoción o un sentimiento, es inteligencia emocional, y de ésta carece tanto nuestra sociedad que prácticamente no hay superdotados en esta materia ¿a que no?. Evidentemente poco se nos dice acerca de las habilidades físicas y motoras, o sea, de la inteligencia cenestésica o visceral, o sea, de la capacidad para reconocer las necesidades y requerimientos del propio cuerpo (y no hablo de atletas, sino de individuos que se conocen a través de la auto-observación y saben prevenir a través de la nutrición, una salud responsable. En fin, lo que quiero decir es que la inteligencia debería medirse de forma integral y no a partir de parámetros intelectuales. Pero que le vamos a hacer, vivimos en una sociedad racional que se basa en la idea de que: ¡el intelecto lo es todo…!


El intelecto, sin embargo es una función de tantas, y por cierto no es la que más nos distingue de otras especies, eso solo es cuestión de perspectiva. Es más, podríamos llegar a la conclusión de que lo que ha llevado al hombre a la perdida de contacto consigo mismo y al estado de decadencia de sus sociedades es la creencia de que solo el intelecto es nuestra única tecnología para evolucionar, (los integristas que se las apañen porque con su moralina ya tienen bastante.


El problema principal por tanto, es que mientras no encontremos la fórmula para desarrollar a partir de ser conscientes y de desarrollar una conciencia despierta una “inteligencia integral” continuaremos enquistados en esa “inteligencia parcial” a la que erróneamente llamamos sabiduría . Desde que alguien dijo “pienso, luego existo” empezó todo el mundo a creer que por el mero hecho de pensar y estar ya somos conscientes de lo que somos y del significado de nuestra existencia. Cuando en Oriente sin embargo, “no pensar “es precisamente eso, existir. Aunque parezca paradójico para el oriental “no ser” equivales a lo que es “ser” para nosotros, sólo que nosotros estamos más dormidos y ocupados y aparentar y acumular méritos, bienes materiales y prestigio social.


La forma de pensamiento unidireccional que es por cierto un deterioro en nuestra capacidad percepción, que afecta de igual manera a genios, que a eruditos y superdotados. El unidireccionismo o reduccionismo es nuestro invento más satisfactorio, el cual debemos entre otros al amigo Descartes, y consiste en no ver mas allá de las narices, o sea, lo que no veo, ni lo entiendo ni lo comprendo, y por supuesto: ni lo veo.


¿Y porque es así? La razón es sencilla, al sistema le interesa que florezcan los superdotados para afianzarse en un modelo de realidad inspirado a su vez en lo económico y lo geoestratégico. Un modelo que a través de sus prestigiosos institutos y universidad tipos Cambridge y Oxford, crea miopes y tuertos a destajo, como en una fábrica de chupa chups.


Y es que tenemos tendencia a catalogar como genios a todas aquellas personas que destacan por tener alguna habilidad muy desarrollada, ubicada biológicamente en una región (o dos) muy determinada del cerebro. Pero esta lE ocurre también a las personas de gran espiritualidad, que huyendo de la luz escarban en la oscuridad para cegarse aún más.


Aunque tendemos a creer que sólo y exclusivamente el cerebro nos define como seres inteligentes o evolucionados, la verdad es que el intelecto por sí solo no es más un que un aparato formatorio y bastante mecánico por cierto, del que siempre podemos decir que es prodigioso, maravilloso y cosas así, pero que no deja de ser un aparato que a modo de ordenador trabaja con programas procesa y asocia información.


Hasta el momento nos hemos inspirado en la conducta de los primates, ahora se ha descubierto que nos alejamos de similitudes genéticas para acercarnos incluso mas a la mosca del vinagre. El día que descubramos que los monos no son nuestros antecesores, y que no provenimos precisamente de ellos todo este montaje se vendrá abajo y con el todas las teorías e hipótesis que sirven de estructura al edificio de la ciencia. Entonces qué haremos, ¿Nos volcaremos al creacionismo? En tal caso seremos tanto o más dogmáticos que hasta hoy.


Otro error en el que incurrimos es el de confundir al listo con el inteligente, cuando el listo es el que verdaderamente está (para bien o para mal) TIRANDO de la evolución. Lástima que haya tantos listos imbéciles y necios dirigiendo el mundo, sea desde la ciencia o la fe.
En fin, que inteligencia, lo que se dice inteligencia, aún estamos muy lejos de comprenderla y de conquistarla, simplemente porque estamos estancados en un tránsito.


¿A qué viene todo esto? Se preguntarán algunos, añadiendo ¿y eso qué tiene que ver con los superdotados o los genios, ? Pues mucho.., ¡demasiado.. diría yo..!


Por cierto, ¿Quién es más feliz: un feliz infeliz o un infeliz feliz…?
Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!