ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Filantropía en los pequeños gestos

Empezaré hablando de los pequeños filántropos, esas personas que pasan inadvertidas y sin cuya ayuda la humanidad no tendría significado. Son como digo personas comunes y no tan comunes, con un corazón enorme y una gran necesidad de compartir, ya no importa tanto si lo hacen por y para ellos mismos, o por los demás, simplemente lo hacen. Yo no estaría escribiendo ahora sin la ayuda de P. de A. de T. de R. del G, del abuelo T., todos forman parte del motor dinámico que me empuja a ser como soy y a ser parte consustancial de ellos. Si llego a alguna parte y de mi nace un filántropo es porque ellos creyeron en él y en mí, porque arroparon mi ambición más sana. Por eso todo deseo compartir cuanto tengo está vivo y genera luz, precisamente porque compartieron conmigo un poquito de sí mismos, de sus vidas y Luz. Por esta razón, aunque hable de grandes filántropos, siempre pensaré en cada una de esas personas, porque son filántropos también y porque sé que necesitan serlo.

No todo es omisión, apatía y egoísmo en el mundo, aunque a veces de la impresión de que eso pienso, en realidad no lo siento. El mundo tiene su lado de infierno, pero es un jardín; somos nosotros los que pervertimos su belleza y nos abandonamos a la acidia. Los males del alma son los males del mundo como decía C. Naranjo, pero tales males no son sino opuestos a los mayores bienes, producto de nuestra soledad interior, de nuestra ignorancia e inconsciencia. Aunque nos empeñemos en señalar y orar hacia el cielo, el cielo que ansiamos está aquí, bajo nuestros pies, a nuestro derredor, dentro de cada ser humano. Sólo que el mundo está necesitado de fieles jardineros, de buenos amos de casa; sin ellos, la belleza no tendría para nosotros sentido, valor e importancia. Los pequeños gestos cultivan belleza y las grandes obras están llenas de pequeños gestos.

Si existen grandes filántropos no es porque muevan grandes depósitos de dinero, es más bien porque mueven energía y ayudan a expandir oportunidades. Que luego, en un campo bien abonado germinaran como flores: variadas y diversas que a su vez germinaran en más belleza. Esta es la gran obra del hoy que ya es el mundo libre , un mundo en el que somos granos de polen y abejas, semillas y árboles. No estamos a las puertas del nuevo mundo, sino en los valles infinitamente creativos del espíritu humano. No hay elegidos sino miembros de una gran Alma Indivisible. ¿Cuántas veces se desliza una lágrima por nuestra mejilla cuando presenciamos cómo otros son ayudados?. Nos ponemos en el lugar del otro, porque estamos conectados; tenemos un corazón que nos dice desde muy adentro: ¡estás vivo.., el Amor existe, la esperanza existe, TÚ EXISTES!

EXISTES porque al HACER ERES. Por eso necesitamos Dar y Compartir, porque es nuestro SENTIDO nuestro PRÓPOSITO. ¿Por qué la gente pierde Su Sentido y se queda vacía cuando pierde el objeto de su entrega? ¿No será porque necesita AUTOESTMA? La valoración de sí mismo está vinculada al amor a sí mismo y no tiene nada que ver con el egoísmo. Amar es Amarnos, y Amarnos es Amar, Todo lleva a DAR. Incluso cuando el otro recibe se está dando.

Imaginen mi estado de ánimo cuando buscando la filantropía veo tanto de más de lo mismo: fundaciones que se dicen filantrópicas pero más bien son filarmónicas, Mecenas bohemios haciendo mil esperpentos, titiriteros de las mil vanas cosas, divos de la vanagloria y del dadivo beneficio; tapaderas para blanquear o negrear con dinero. Las habrá (quién lo duda) con una filosofía o una doctrina de fondo, condensadas en un modelo esotérico y paradigmático, pero son tan herméticas como propagandísticas, tan visibles como inaccesibles.

Siempre hubo un mercado con sus monos de feria y su fiesta de vanidades. Siempre se comerció con el espíritu y el alma humanos, pero no es el diablo quien las compra, porque ni el alma, ni el espíritu, ni el diablo moraron jamás en las cosas, sino en la maquinación humana. Son dones que se obtienen alcanzando la limpieza y la inocencia, y que precisan ser conquistados en la consciencia, en la individualidad, en la propia libertad interior, en la fusión entre semejantes, en la Unidad con Todo. El alma es más Holoversal que humana.

Existen, cómo no, entidades altruistas, ongs y fundaciones que se implican a fondo, llevadas por el sacrificio o por la compasión. Otras dan palos de ciego, porque no tienen ni luz ni mensaje. Las hay que llevan vacunas y leche en polvo, pero sólo consiguen crear más hambre y necesidad. Las hay que apadrinan, pero luego se convierten en multinacionales. Las hay que adoctrinan para llevar la miseria al cielo. Más escasa y aún más rara es la organización altruista, la empresa divina que hace un manejo espiritual de la materia, capaz de acercar recursos y de generar riqueza, de producir consciencia y despertar conciencias, pero están tan evolucionadas que ofenderían a todas las otras y a todo el sistema en peso.

Ya lo he dicho. Tiempo atrás, con la conspiración de acuario, hubo multitud de filántropos holísticos que crédulos y estoicos, financiaban: libertades, ideales, aldeas, reservas ecológicas, investigaciones, colegios, expediciones, resistencias, libertades, reformas, independencias, obras arquitectonicas, ingenios e inventos, descubrimientos, editoriales, universidades, movimientos culturales, corrientes filosóficas, formas espirituales. Mujeres y hombres que salvaron culturas, recuperaron tesoros, protegieron especies, tendieron puentes, crearon microcréditos. ¿Pero que fue de ellos? ¿Es que el mundo libre ya no los necesita? ¿o es que el mundo los destierra sustituyéndolos por ricos sin luces, herederos con juguetes, por mastuerzos, y sanguijuelas, por bufones histriónicos, lunáticos enfermizos, niños caprichosos y patanes psicodélicos?

¿Será que ya no existen estos seres? ¿Que su luz se les ha apagado? ¿ ¿Precisamente ahora, hoy, cuando tantas almas humanas necesitadas de sentido claman una sola oportunidad?. ¿Cuándo tantos cientos de miles de nuevos y potenciales filántropos los esperan? ¡Pero así es..!, Hay hoy menos, muchos menos filántropos visionarios. Quizás porque ya no hay inquietudes, o se ha muerto la transmisión y el legado. De seguro, no es porque haya menos dinero, ni existan proyectos, ni personas en quienes confiar. Quizás falte un referente, la levadura de la motivación, la paz, una visión clara, el olfato, la confianza, la intuición, la luz, y el Amor. Quizás falte una conciencia plena, o el propio dharma que el filántropo ni ve ni siente, ni lo orienta.

No se cómo va a ocurrir pero será el visionario filántropo quien apueste e impulse los necesarios cambios que el nuevo mundo tanto precisa para encontrarse a si mismo. De el depende la salud del planeta..


Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!