ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

El Chamán Holoversal

En mi última visita a Cleyton hace apenas unas semanas pude volver a constatar algunas cosas. La primera es que si no mantenemos vivo el germen de la curiosidad y el entusiasmo, el tiempo nos hace abandonar los sueños de juventud, la necesidad de contactar con el misterio, con cuanto de milagroso y excepcional tiene la vida; el deseo de participar y comprometerse activamente y de revelarse contra el estado de cosas. No puedo escapar a esta sensación, forma parte del ciclo, ya lo se, pero me incomodaría perder la curiosidad y la capacidad de asombro. Lo que más me defraudaría de mi mismo es perder el contacto con la magia que hay presente en la vida, en la naturaleza y en los seres humanos.

Al encontrarme con mi viejo profesor rememoro una antigua amistad, y se renueva en mi una intensa inquietud por las cosas. Continua siendo “él mismo”, y no ceja en su empeño de intensificar los momentos, de alumbrarse en las pequeñas cosas. Continúo viéndolo como un chamán, es lo que siempre fue, y hoy sigue siendo. Su libro “Psicología Cuántica” es a mi parecer un despliegue de ciencia y mística psico-cibernética, así como un testimonio estocástico de cómo este hombre ama la vida y se preocupa por la evolución humana. Durante la estancia en su finca nos ha regalado con una sesión relajante con diapasones y con un viaje regresivo al inconsciente ionosférico, al territorio límbico, como él gusta de expresar.


No es un chaman de la selva, ni de la montaña o la estepa, es un chamán urbano que conoce la farmacognosia y el secreto organoléptico de las plantas medicinales, musgos, huesos y escretas. Aprendió de gente notable como José Martí, Davemport y A. Greemberg; y conoció a chamanes como Arsenio y Li Te Huang y al mismo Castaneda; pero difiere de todos ellos en que caminó sus propios pasos, en el rescate de conocimientos orales acerca del folcklore rural e indígena en lugares remotos del mundo.



Sabe reconocer la calidad del suelo que cultiva, lee la climatología y extrae del sol la energía que las plantas necesitan para crecer e interactuar. El mismo fototropismo que ve en las plantas lo intuye en las posibilidades holotrópicas de las personas. Es un hombre que ronda los ochenta y que ha vivido muchas vidas, es muy viejo y sin embargo no lo ciega la luz del iluminado. Me señala hacia la mesa en la que solea y deshidrata gajos de quimbombó y aloes para hacer fórmulas no sólo para bajar de peso o corregir el estreñimiento, también para combatir el hambre que en unos decenios se extenderá por la faz de la tierra.


-La catástrofe- dice – no será el cambio climático, los tsunamis o la radiación, sino el hambre. ¿Sabes en qué esta interesada esa gente sin escrúpulos que especula y tira de la economía?


- En el petróleo, en las energías renovables.- le contesto - La catástrofe empezará cuando tengamos que pagar en apenas unos años 50 o 70 euros por un litro de gasolina.


-Sí, sí, eso ocurrirá, efectivamente. Pero lo que buscan es especular con la tierra, con el agua.


-¿El agua?


- El hambre y la sed, la comida y el agua, esas cosas tan básicas serán las que nos falten. ¡Y la gente aún no despierta…! ¡lo harán cuando estén ya jodidos o sea medio tarde..!


Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!