ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

El espíritu de las palabras (Francisco Cañizares Rute)

¿Quién conoce los sentimientos de aquellas personas con las que nos relacionamos cotidianamente?, y ya no sólo los sentimientos, también las emociones, las sensaciones, las impresiones. Son todas aquellas facetas que constituyen nuestra parte más emotiva y, si se me permite, las más espirituales. Muchas veces se nos hace difícil explicar nuestros sentimientos. De una manera consciente o inconsciente somos seres comunicativos, yo diría que ello es consustancial a nuestra esencia. Nos comunicamos a través de la palabra. Éste es el vehículo por medio del cual transmitimos nuestras ideas: si estamos conforme o no, si asentimos o rechazamos, formulamos nuestras propuestas, planteamos nuestras quejas, etc. La oración vendría a ser certificada que manifiesta nuestra voluntad.


Sin embargo la palabra tiene algo de mágico en ella, contiene una parte virgen, iluminada, cuando es sincera, pero tiene su lado oscuro cuando es falsa; cuando se dota de una máscara vil tras la cual se esconde el engaño, la falsedad. Es en ese momento cuando debemos consultar el espíritu de la palabra para desenmascarar la falsedad y entonces hacemos uso de las otras facultades comunicativas de que disponemos. Esas facultades son de origen misterioso, mágico si se quiere, pero disponemos de ellas para poder adentrarnos en la persona con la que nos comunicamos para captar todos aquellos matices que no son posibles transmitir a través del lenguaje verbal. Hay algunas personas que cuentan con unas facultades extraordinarias para captar el verdadero mensaje que el interlocutor quiere transmitir más allá de su expresión por medio de las palabras. Sin embargo cualquier persona podría ser capaz si, simplemente, de forma intuitiva y, eso sí, guardando un alto estado de consciencia y observación.

Todo nuestro cuerpo está empeñado, avalando en unos casos el discurso oral y en otros dando signos de contrariedad cuando la transmisión es falsa. El color de nuestras mejillas delata la más mínima divergencia o contrariedad; las facciones del rostro se revelan contra la mentira; el brillo de nuestros ojos nos da más seguridad que cualquier palabra por escogida y convincente que pretenda ser; nuestra respiración pone de manifiesto cualquier desarmonía de nuestra postura. Parece, pues, que nuevamente se produce un fenómenos holístico al entender, nuestro ser, que el fenómeno comunicativo no puede disociarse.

Muchas personas no necesitaron del lenguaje para entender todas aquellas situaciones del ya trasnochado cine mudo. Cada expresión de su cara, cada movimiento de sus brazos, los gestos lo decían todo. El poder de convicción de un discurso va a depender de ese espíritu de las palabras aquella información que es imperceptible a los sentidos convencionales se emite conjuntamente con el discurso y nos transmite más que las propias palabras

Parece, pues, que la palabra funcionaría como una especie de prostituta al servicio de su dueño y señor, el elocuente, y a la que deberíamos de temer más que apreciar. Sin embargo la palabra tiene un poder cuyas dimensiones pueden ser infinitas. La palabra contiene los dos aspectos, el yin y el yang. De sus cenizas resurge hasta lo más sublime situándose en personas que las dotan de sentido y de autenticidad. Estarán equivocados o no, desde un punto de vista externo, pero para su interior constituyen el todo; van más allá de la verdad. La vida está llena de ejemplos.
Conocemos algunos de resonancia histórica, como el caso de Victor Jara a quien no pudieron hacer callar, según dice la leyenda, ni amputándole las manos para que no tocara la guitarra; o el caso de Tomás Moro a quien su hija rogó que por favor firmara el manifiesto a favor de Enrique VIII, negando su fidelidad al Papa de Roma. En todos estos casos, las personas han sido fieles a la palabra y se negaron a fingir, presentaron sus palabras sin máscara, aún sabedores de que pagarían con su vida. Para estas personas vivir en la falsedad era peor que morir.




Francisco Cañizares Rute


(Lérida)






Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!