ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Palabras ominosas

Todo lenguaje está lleno de símbolos. Una palabra como “te amo” activa una cascada de impresiones que transcurren por nuestro cerebro y se extienden a todo el cuerpo movilizando un contingente cenestésico, de hormonas, neuropéptidos, que a su vez despierta una cadena de sensaciones, de pensamientos, de emociones. Es la magia alquímica de las palabras, puede entenderse como simple neuroquímica o como psico-bioenergética, lo mismo da, el caso es que ocurre.

Si estamos dormidos creyéndonos conscientes las palabras brotan dormidas y con un contenido semántico pobre. Entrarán en un circuito automático que no produce grandes cambios en nuestro ser ni en el ser del otro. Pero: ¿Qué ocurre cuando hablamos o escuchamos siendo plenamente conscientes, o sea si pensamos, sentimos y percibimos de forma imparcial e integrada, como un “tres en uno” y desde el “observador externo”. ? Ocurre que escuchamos como una Unidad, entonces la palabra fluye, se convierte en verbo y su significado último penetra con toda su carga simbólica.

La transmisión oral se fundamenta en la consciencia de sí, en el poder cuántico, vibratorio y transpersonal del lenguaje. Las palabras, cuando parten de un emisor consciente nos penetran, nos circulan y tienen un efecto resonante, aleccionador y transformador, siempre que seamos receptores conscientes. Si la palabra es creer: tengo fe y produzco. Si la palabra es crear: creo con fe en lo que hago. Si la palabra es Yo, me siento y me proyecto hacia mi significado personal.

Pocas veces nos detenemos a escuchar nuestro Yo, es una experiencia mágica sentirlo reverberar en el pecho, como si conectáramos con algo muy profundo en nosotros que posee su propio sonido. Durante el día decimos “yo” una y otra vez, pero muy pocas sentimos su poder.

Hay por otro lado ciertas palabras que quedan en nuestro pensamiento y que contaminan o perturban los pensamientos y las emociones. Son “palabras ominosas”, palabras negativas asociadas a sentimientos que producen sensación de tristeza, depresión, enfermedad, dolor, inseguridad, miedo, impotencia, etc. Junto a otras como: “no se”, “no puedo”, “no soy capaz”, “me encuentro mal”, “lo veo todo negro”, “sí pero”, se completa un círculo de malestar y negatividad.

Sin embargo podemos cambiar el chip sólo con emplear un lenguaje alternativo o lateral, que no invoque a los pensamientos, los sentimientos, o a sensaciones de malestar que despierten PEQUEÑOS YOS al encuentro de la negatividad y que acaben interfiriendo en nuestro lenguaje orgánico, en nuestros sistemas y neuroglándulas, hasta invadir nuestro psico y soma.

Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!