ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Cuentos y arquetipos


(Ampliado en Magazine Noviembre)

Si buscamos información acerca de la interpretación de los cuentos, encontraremos que han despertado el interés de antropólogos, filólogos, psicoanalistas, sociólogos, filósofos, pedagogos, poetas y artistas más interesados en los mitos y las simbologías que en las interpretaciones convencionales. Llegaremos, -queramos o no- a los arquetipos y a lo que Jung definía como el inconsciente colectivo. Lo sorprendente de todo esto es que ciertamente los cuentos reúnen una totalidad de arquetipos universales, con formas e imágenes mentales que han viajado durante miles de años de forma oral a través de las culturas del planeta. Son conocidos los estudios de Jung, Fronm, Mircea Eliade, Goethe, et acerca del mundo arquetípico y del simbolismo de los mitos.


Tras los cuentos habita un mensaje que viaja codificado en los símbolos y se transmite con los arquetipos y las formas mentales, nos cuesta comprender esta tecnología porque es subliminal y porque sólo puede ser decodificada con instrumentos emocionales presentes en nuestro subconsciente. Antiguamente los cuentos se relataban entre adultos mientras los niños dormían, es de suponer que una vez asimilados, y con el curso del tiempo, se hizo frecuente la práctica de narrarlos antes de acostar al niño, preparándole para el viaje onírico consciente y así alcanzar las dimensiones subconscientes y límbicas. De todos es sabido que es durante el sueño cuando resolvemos multitud de conflictos en la personalidad y cuando conectamos con los niveles transpersonales del self, al tiempo que eliminamos los residuos tóxicos provenientes del miedo, la inseguridad y la frustración junto a otros.


El origen de los cuentos es ancestral y se inspira en la tradición oral, en los mitos. Aún en muchas culturas indígenas los niños forman un coro alrededor del contador y éste les muestra los misterios del mundo y las vicisitudes de la existencia a través de narraciones extraídas de la vida cotidiana, o de épocas doradas, o epopeyas fantásticas por las que desfilan extrañas criaturas con poderes maravillosos y personajes que realizan hazañas heroicas. Los cuentos se dirigen a preparar al niño en su viaje desde la niñez a la pubertad y la edad adulta, y muestran al adulto la forma de educar al niño poniéndose en el lugar de él y sirviéndole de modelo que necesita también reencontrarse con su niño interior y divino, que es aquel que le muestra el camino de la renovación y la creatividad.


Lo importante en la literatura y la narrativa de los cuentos son los grandes arquetipos contenidos en ella, hay multitud de ellos a través de formas orgánicas y elementales de la naturaleza, elementos paisajísticos (el bosque, grutas, montañas, la luna, el sol, volcanes, nubes, plantas, lagos el océano); animales y otras criaturas fantásticas (búhos, cuervos, lobos, gatos, salamandras, águilas, asnos) objetos tanto básicos (relojes, sombreros, lanzas, teteras..) como mágicos (lámparas, alfombras, flautas, varitas); formas y geometrías (espirales, círculos); personajes cotidianos y maravillosos como hadas, elfos, sirenas, ogros, brujas, unicornios, grifos, etc. Son habituales las situaciones con arquetipos tan universales como los pecados capitales: la envidia, la ira, la codicia, el egoísmo, el orgullo, etc; y veniales como la venganza, la hipocresía y la intolerancia personificados a través de personajes que representan tipologías humanas con sus esterotipos como son el juez, el príncipe y la princesa, el altruista, el prestamista, el artista romantico, el vividor, el rey autoritario, el héroe, el villano, etc.


Es muy importante señalar lo que Jung describe como tres arquetipos básicos: la “sombra” que representa todo lo que la conciencia del individuo no quiere aceptar como parte de sí mismo. Jung insiste en que es necesario incorporarla a nuestra conciencia y advierte de los peligros que encierra el proyectarla sobre los demás. El ánima es el segundo arquetipo básico que personifica las tendencias femeninas presentes en el inconsciente del hombre. Finalmente el ánimus que en contrapartida personifica las tendencias psicológicas masculinas en el inconsciente arquetípico de la mujer. Estos arquetipos están siempre presentes, en todos los cuentos y fábulas ayudando al niño a asumir tanto su sexualidad como su potencial humano a través de una conciencia integral cuerpo-emoción-mente que debe ser implementada y favorecida por la correlación armónica de los hemisferios cerebrales.


Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!