ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

SOPHROSYNE : el arte de la espiritualidad (M)




Desde hace tiempo me quejo de que los jóvenes de hoy en día están sometidos a una sociedad que les está enseñando el valor de “vivir bien”. La publicidad está rigiendo nuestras vidas diciéndonos lo que necesitamos y como lo podemos obtener pagándolo en cómodos plazos. También predico, sin éxito (como la voz que clama en el desierto) que es inaplazable que en los centros escolares se hable y se dedique un tiempo ha debatir y trabajar sobre conceptos humanísticos, relaciones sociales, ética, etc.

Ayer hablaba de estos temas con un amigo mío que es un joven psiquiatra. Mi contertulio me decía que lo malo del caso es que los padres de hoy en día ya no están capacitados para educar porque ellos ya no fueron educados en valores humanos y que por lo tanto, ahora, sus hijos ya son una segunda generación de jóvenes que no han tenido contacto con estas disciplinas (nunca mejor dicho).

Leyendo sobre la última película de Amenábar, ÀGORA, supe que la protagonista, Hipatia, era una mujer que practicaba el (o la ) “sofrosine” que es una disciplina por medio de la cual el espíritu somete a todos los demás atributos humanos (instintos, deseos, emociones, etc.)

El sofrosine sería la puerta para conquistar la prudencia y la sabiduría, que, a su vez, nos llevará a un estado de calma y serenidad espiritual.

Hasta aquí yo diría que, en conjunto, estamos muy lejos de llegar a algo que se asemeje a una conciencia colectiva con una aspiración que se acerque a un concepto como el descrito. La última tendencia vivida por nuestra sociedad con ciertos visos de armonía y paz espiritual fue la época “hippie” y psicodélica, que dio paso en España a la época “yeyé” de los años sesenta. Hoy en día, más bien yo diría que la filosofía que impera en nuestra sociedad se resumiría con la expresión, “maricón el último”.

Nuestros amigos de la Grecia clásica parecían haber entrado en un estado de nirvana social o colectivo ya que en aquel tiempo y lugar se prodigaban las escuelas de filosofía y me la imagino como una especie de tendencia vital en donde, incluso, competían unos filósofos (maestros) con otros, creando las llamadas escuelas en una especie de sinergia en la que parecía imperar el reino de la razón.

Para llegar al SOPHROSYNE, la vía más adecuada era la palabra, el “terpnos-logos” que consiste en un hablar persuasivo, razonado y acogedor.

Luego, ya en épocas más sombrías de nuestra historia, las doctrinas cristianas imperantes en la Edad Media, consideraban la palabra como algo perverso, como algo subversivo que había que amordazar y subyugar. Supongo que ante esta tendencia medieval, la escolástica poca cosa pudo hacer contra la altas jerarquías del clero más interesadas en promover el miedo de la inquisición que al culto a la razón.

La actual situación tiene un fisonomía amorfa y paradójica. Hay una mezcolanza de todo, en donde todo existe pero nada se practica. Una pequeña muestra de lo que digo es la paradoja con la que me he encontrado hoy: si bien es cierto que ni en la escuela ni en los Institutos se enseñan valores (sobre todo porque no hay un consenso en cuales son los valores que hay que transmitir –teoría de cogérsela con papel de fumar-), me he dado de bruces con una página Web del Ministerio de Educación y Ciencia que consistía en un curso virtual de ética en el que incluso se define el término “sofrosine”.
Quien los entienda que los compre.

M





Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!