ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

El secreto del secreto



Hubo un no tiempo en que todo fue como una semilla.
Luego la semilla se convirtió en el infinito y de él surgieron las galaxias, los soles, los planetas, y todos los seres que hoy los habitan.


El gran universo se plagó entonces de semillas que cuando brotaron dieron lugar a nuevos universos con nuevas variedades y diversidades de vida. Pero fue necesario el tiempo.



En uno de estos planetas vive una pequeña semilla más entre millones de pequeñas semillas.
El problema es que muchas de las semillas de ese planeta han olvidado por qué son semillas.
Pero no todas las semillas viven en el olvido, hay semillas que tienen germen.
Las semillas que viven en el olvido se las conoce como semillas híbridas, y las semillas con germen se las conoce como semillas con germen.



El “olvido” es esa región en la semilla que vive un abandono. El olvido es el olvido del “secreto del secreto”.
Por eso las semillas híbridas pierden poco a poco su capacidad de ser fértiles, mientras que las semillas con germen son capaces de convertirse en un árbol o un bosque, incluso en un océano o una montaña.


Todas las semillas creen en el secreto, sobre todo las semillas híbridas. Pero las semillas con germen creen en “el secreto del secreto”.
¿Puede una semilla híbrida dejar de ser una semilla que sólo cree en el secreto? Pues sí, pero antes debería darse cuenta de que su lugar no es un semillero para semillas híbridas sino el universo entero, con todos sus planetas soles y galaxias, con todos sus seres semillas.
La semilla híbrida necesita comprender que su naturaleza es abrazar su universo, pero no sabe encontrarlo. La semilla con germen ya está abrazada al germen de su universo.


A este respecto el universo es también un gran estercolero, un lugar donde son posibles todas las transformaciones. Un lugar en el que cada semilla es única en la diversidad.
Cuando entras en el germen de una semilla puedes sentir ese universo y comprender cuál es el sentido de ser semilla, y cuál es el sentido de ser un germen. Por eso son fértiles.
Comprendes por qué también una estrella, una piedra, o una gota de agua es una semilla.


Las semillas híbridas gustan de llamar a ese sentido el “secreto, o su “religión”, e incluso su “progreso”, pero como no tienen germen no saben cuál es el sentido de tener sentido.
Las semillas con germen gustan de llamar al “sentido”: “el secreto del secreto”.
Por eso las semillas con germen no son híbridas.


Nos invitas a un café?



Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!