ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Filosofías dispersas



Durante la adolescencia me atrajo mágicamente la filosofía, la necesidad de respuestas que la realidad cotidiana no sabía responder. Cuando aparecí con las ideas de Sócrates algunos amigos me tildaron de fantasma (una forma de decirte que te echas aires de intelectua). Yo simplemente buscaba abrir mi mente y comprender de modo diferente el mundo. Sin proponérmelo entré en un lenguaje nuevo que mis compañeros de correrías no podían entender o se empeñaban en ignorar. Empecé a preguntarme acerca del sentido de la vida y por qué la realidad parecía velada a los seres humanos… Aún me hago esta pregunta.

Observé que muchas personas, fueran ateos, creyentes o gnósticos funcionaban en base a valores aprendidos e imitados, eran valores extraídos precisamente de las diversas filosofías que circulan desde antaño por el mundo. Cada día comprobaba que muchos de los proverbios y refranes al uso procedían del pensamiento de Confucio, o que muchas posturas materialistas tenían trasfondo aristotélico, o como los más racionales se fundaban en el cartesianismo, mientras otras tantas lo extraían del existencialismo. Me llamó la atención el fuerte efecto que sobre las sociedades tecnocráticas ejercían los preceptos de Darwin, y cómo el hombre adoptaba su rol de depredador en lo más alto de la cadena evolutiva. Lo que quedaba claro es que la gente necesita valores para dar un sentido a sus vidas, aún no sabiendo de dónde procede su modo de conducta o estilo de vida. Aun existiendo tantas filosofías me sorprendió no ver rasgos tangibles de evolución psicológica en el ser humano.


Yo no era ajeno a esas mezcolanzas ideológicas que otorgaban a la gente de cierto criterio moral o ético y que hacía que hubiera un crisol de formas de pensar o de actuar. Sin embargo me producía extrañeza que las personas no se plantearan nada acerca del origen de los valores que ellos mismos defendían a quemarropa, eran personas que aparcaban sin embargo los interrogantes de la vida con indolente y aceptada rutina. Cada vez me sentía más desplazado en mi nuevo rol y creo que esa fue la razón por las que me marché de aquel lugar estanco. El barrio me enseñó a sobrevivir en la jungla de asfalto pero no ofrecía oportunidades para crecer interiormente, había llegado el momento de aprender a sobrellevar la existencia de una forma más consciente, y me enganché a la primera oportunidad de escape.


Tiempo más tarde comprendí que para verlo todo en conjunto necesitaba de una mente holística, un cambio radical en la forma de percibir el mundo que requería de un ejercicio de perspectiva al tiempo que de una desprogramación. Tuve la suerte de entrar en el autoconocimiento, y de compartir mi viaje interior con personas igualmente inquietas. Así descubrí que la filosofía estaba fragmentada , y que no todos los filósofos poseían un elevado nivel de ser o una percepción ampliada, sin embargo se los consideraba como grandes pensadores, aladines del conocimiento . Supongo que todos podemos beber de este conglomerado ideológico y extraer de el nuestras convicciones, pero muchos filósofos que abrazan el reduccionismo no podían ver más allá de su pomposa nariz.


Tiempo más tarde me puse a estudiar filosofía pero no parecía haber entusiasmo en los profesores. Las clases transcurrían monótonas y aburridas, saturadas de conceptos complejos que había que memorizar “a pelo” para luego repetir como un cotorreo. Ideas de pensadores que defendían sus percepciones personales; que eran sin embargo partes, fragmentos y enfoques parciales y desvertebrados de la globalidad. Me llamó la atención el olvido al que se destinaba el pensamiento oriental cuando éste es el que ha influido en lo que hoy conocemos como el pensamiento moderno, conocimientos de los que Heráclito, Pitágoras, Platón, Hegel, Nietzsche, Heidegger, Goethe, Kant, extrajeron sus ideas acerca de la naturaleza de la realidad. En realidad no inventaron nada, todo cuanto creyeron descubrir por sí mismos ya estaba ahí, en los códigos de la naturaleza.


Observé como unos defienden la razón, otros el sentimiento, y otros tantos la importancia de los sentidos. Algunos doctos pontífices han tenido una influencia tan enorme en la humanidad que sus pensamientos se han convertido en dogmas, en modelos de percepción con los cuales construir una sociedad ideal, una política ideal, una economía ideal. Así hasta llegar a la sociedad actual, que es un pastiche ideológico de los postulados omnipresentes de Descartes, Darwin, Marx y Sartre entremezclados con los preceptos flipados de los teólogos de la fe extraterrena. Una señal de que el dogma científico de la razón vence al dogma pontificio de la fe, cuando ni la una ni la otra son realidades absolutas ni definitivas.


Aún hoy me llama la atención la persistencia de cierta anomalía perceptiva que arrastramos desde antaño, tan acusada en la mayoría de los filósofos y místicos de la antigüedad como en los modernos, y es la de vendernos la moto de una “verdad objetiva” con la cual perpetuar el modelo dualista.


Por suerte algo está cambiando en el corazón mismo del conocimiento, algo que nos está llevando al descubrimiento de que la ciencia precisa de una conciencia y de que la nueva filosofía puede liberarnos de las ataduras del dualismo que ella misma engendró en el pasado. Es sin duda un gran paso para deshacernos de esa moral de esclavos a la que se refería Nietzsche, de esa maya perceptual a la que se refiere el budismo original, de ese estado de sueño del que habla Gurdjieff y de ese universo mecánico y aleatorio que postulaba Descartes.


Aún creemos ser el centro mismo del universo, así parecen andar aún las cosas, aunque mejor diría que cojean. Es hora de que nuestra evolución psicológica de un salto cuántico, y es hora de que despertemos y nos demos cuenta de que la humanidad necesita dejar de conducirse como un adolescente onanista y sugestionable, para alcanzar al fin y por fin la verdadera humanidad y la madurez que nos corresponde.


Nos invitas a un café?



Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!