ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Instantes Zen (La Voz: Bröajt)



Artículo envíado por Bröajt





Ayer tuve que ir a una ciudad pequeña no demasiado lejos de donde vivo. No es una ciudad que me guste mucho pero en ella vive parte de mi familia y en ella pasé algunos momentos de los que guardo todo tipo de recuerdos.


Siempre me gustó la mañana porque tiene una energía especial. Me refiero a ese momento del alba en que todo justo acaba de salir el sol y, todavía, no hay casi nadie en la calle.


Hacía algo de fresco pero nada de frio ni viento. El sol iluminaba tenuemente cada parte de la pequeña ciudad. Me dispuse a dar un paseo hasta que abrieran algo. Caminé por lugares en los que los hice de niño y de mozalvete.


Había una calma que parecía antinatural para tratarse de una capital de provincia.En esos momentos aparece el espiritu de la ciudad. Miraba las fachadas de los edificios e iba descubriendo detales e incluso edificios completos en los que no había podido reparar. La quietud matutina es sincera y apacible. Pensé que así como Lao Tse decía que no hay secreto en el alma que no se refleje en el comportamiento, de la misma forma los edificios que, a la postre, también son reflejo de nuestra espiritualidad, nos están diciendo muchas cosas del subconsciente de sus moradores o de sus arquitectos.


El parque verde también permanece sin visitantes, es como si la ciudad, por arte de magia, se hubiera quedado sin habitantes. Y ahí estaba yo relacionándome con todo pero con nadie.


Que diferente es la vida animada de la vida desaminada, ¿será ésta la cuarta dimensión tan buscada por tantos humanistas?


Y en mi cabeza se reprodujo aquella canción:



Y aunque sé que el mundo gira Gira que gira,
gira que gira y el mundo pa mi se para,
y el tiempo pa mi se para.
El día en que yo me vaya
voy a perder la batalla
romperé aquel silencio
que en micorazón se calla
y aunque me muera por dentro
porque la pena me mata
y el saber que el mundo gira
y el mundo pa mi se para
y el tiempo pa mi se para.

No lo sabe nadie
lo que a mí me cuesta decirte a la la cara
y una vez más
que no siento nada por ti .

No lo sabe nadie
lo que a mí me cuesta decirte a la cara
y una vez más
¡Ay!, cuanto sufrí.









Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!