ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Paradigma y educación

Está sucediendo, no es una cosa utópica, sino algo nuevo que está en continuo movimiento y expansión. Es algo que Resuena , quizás porque lo que más necesitamos es renovarnos, ver y vivir las cosas de distinto modo. Un buen ejemplo son las corrientes o movimientos alternativos muy vinculados a la filosofía perenne, y otro buen ejemplo es la concienciación impulsada por el paradigma cuántico; todos confluyen intuitivamente. Son heraldos potenciales de un futuro abiertamente holístico.


¿La diferencia entre lo que es holístico y lo que no? En realidad no hay diferencias ya que todo está en todo. Más bien hablaría de indiferencia, me refiero a que una visión limitada del mundo lleva a una sociedad de límites, o sea, a los que son las sociedades modernas hoy. ¿Pero quien quiere una meta sociedad? Supongo que quien mejor puede comprenderlo es el niño y no el adulto viciado por la realidad de turno y su contingente de necesidades materiales.

Un rasgo característico en los nuevos paradigmas es que surgen de minorías inconformes, de individuos que se distinguen –de alguna u otra forma- de entre una gran masa obediente al susodicho credo de turno. ¿Y cuál es el credo de turno? Quizás sea esa quimérica idea del progreso con la que pretendemos alcanzar una sociedad ideal, una sociedad que se complace en auto engañarse con quiméricos ensueños de felicidad. Quiméricos sueños sujetos a los mecanismos disonantes o inarmónicos de la materialidad. Quiméricos sueños tras los que se oculta una necesidad muy profunda de conquistar tecnológicamente e irracionalmente el mundo. Todo porque necesitamos de una realidad con identidad material, en la cual establecer nuestra identidad personal. El problema es que lo hacemos depredando. Y no exagero porque a la vista está como anda el mundo.

No, no hablo tampoco de un mundo espiritualmente liberado de las cadenas del materialismo ya que nada parece ser inherente a su entroita naturaleza material; pero el fin de la espiritualidad no es liberarnos de las cadenas de la materia (comprendida como formas, objetos, cuerpos o cosas sin ánima), sino ayudarnos a elevar la cualidad de nuestras mentes, de nuestras emociones y sentimientos. Los dos extremos a los que nos puede llevar una percepción aleatoria, o como gustamos de llamar objetiva” son o una materialidad extrema o una religiosidad extrema, ambas son formas de credulidad, formas manifiestas de sugestión.

Hablo del nuevo paradigma de educación. Podemos rompernos los cuernos, buscando aquí y allá qué es lo más adecuado para nuestros hijos, pero siempre llegaremos al mismo lugar, que es una nueva educación para los padres y para los educadores. Pero se hace necesaria una nueva actitud de reforma social, muy asociada a una reforma psicológica, a una mutación individual que reproduzca una mutación colectiva. Para eso deberíamos encontrarnos a nosotros mismos y dejar de ver el autoconocimiento sólo como tecnología para el ego.

Mutación es la única palabra que se me ocurre que pueda encajar con un nuevo paradigma. Pero es una palabra que no gusta porque revela un cambio de perspectiva y de acción en el actual estado de cosas. Significaría la renuncia a todas aquellas cosas que nos aseguran bienestar y confort, tranquilidad y conformidad. Una mutación es un cambio en el metabolismo de nuestra mente y en el metabolismo de los colectivos y los sistemas humanos.

Tato Peña


Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!