ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Hoy es un buen día


Tras días de viaje llegó por fin al lugar indicado por “el loco de la otra aldea”. Encontró una taberna, tenía sed y ardía en deseos de llegar. Preguntó a los lugareños por “ese lugar” pero rompieron en carcajadas. Su encuentro en la taberna corrió de boca en boca y de la noche a la mañana era un loco más tras “ese lugar”. Tras deambular sin rumbo y sin respuestas, un buen día se encontró con “el loco de la otra aldea”.

-¡Veo que continúas con tu búsqueda de “ese lugar”--¡ - le dijo.
-Así es, pero nadie lo conoce. Todos miran de forma extraña o se burlan cuando les digo que quiero llegar.
- ¡Ya ves…!, de la noche a la mañana eres un loco tras un sueño delirante….! Pero estás de suerte, porque lo que buscas se encuentra precisamente en esa montaña. –le dijo señalándola con el dedo.

No se lo pensó dos veces, se despidió del anciano y caminó hacia la montaña rumbo a “ese lugar”. Despuntando la noche alcanzó la cima y encontró una casa con las luces encendidas. Le abrió la puerta alguien que se presentó como director de la academia y que le preguntó por la razón de su visita. El muchacho respondió:

-Simplemente quiero saber si por fin he llegado.
-¿Simplemente…? Aquí hay gente con años de estudio, lo que demuestra que no es tan fácil “llegar”.

- Estoy dispuesto a pagarme los estudios…
El hombrecillo consultó con el grupo de gente que lo acompañaba y volvió con una respuesta:
-En tal caso no perdamos más tiempo, empieza por restaurar la madera, pule el suelo, las escaleras y las paredes, después barnízalo todo hasta dejarlo bien brillante.

El muchacho no cuestionó nada supuso que era un modo de pagarse sus estudios y se puso a trabajar incansablemente. Al cabo de tres meses se presentó ante el grupo. Todos parecían satisfechos, aún así se le encomendó la restauración del tejado de la casa. El muchacho no discutió, y trabajó duramente por espacio de tres meses. Transcurridos éstos se presentó de nuevo ante todos:

-¿Pueden instruirme ahora.…? El tejado ya está acabado, al igual que la escalera y ventanas de la casa.

Sin embargo el director de la academia no parecía completamente complacido.

- Tu trabajo es impecable pero no ha llegado aún el momento. Las tierras alrededor de la casa necesitan cultivarse, debes sembrar y cuidar de los cultivos hasta la cosecha. Durante este tiempo serás además nuestro cocinero y friega platos. Después de siete meses volveremos a hablar.

Así hizo, preparó la tierra, abonó, regó, laboreó. Además hizo de cocinero y friega platos durante siete meses, al final de los cuales volvió a presentarse ante el grupo.

-¿Es posible ahora que pueda estudiar?

La tierra daba hermosos frutos y había sido un perfecto cocinero si no el mejor que habían conocido. Pero no pudieron contener la risa ante la crédula insistencia del muchacho.

-¡Vamos a acabar ya con esto..!. ¿No comprendes que es imposible llegar a “ese lugar” ? Pensábamos que desistirías en tu empeño y que razonarías. Sin embargo nos ha venido muy bien tú ayuda. ¿Por qué no te quedas con nosotros? Sabemos hacer cosas más reales y posibles que “llegar” a “ese lugar”.

El joven quedó en silencio y ausente. Todos lo observaban visiblemente consternados. ¿No habían sido quizás demasiado duros con él? Aquel muchacho lleno de entusiasmo había trabajado muy duro para la casa, arreglando, limpiando, cultivando y cocinando ilusionadamente para todos ellos. ¿Por qué no lo avisaron desde el principio de que aquel no era el lugar para “llegar”?

El muchacho atravesó el nutrido grupo de estudiantes en dirección a la puerta de entrada, cogió carrerilla y alzó el vuelo. Todos se quedaron boquiabiertos, y el director de la academia el primero. Voló sobre la colina, el bosque y la aldea. No quiso que nadie lo viera, tampoco necesitaba demostrar nada a nadie. Sobrevoló un camino hasta llegar a una encrucijada. Vió al anciano de antes sentado sobre una roca, al abrigo de una tupida encina, le hizo un gesto desde el aire, le dedicó una pirueta y seguidamente se perdió en el horizonte.

El viejo le dirigió un guiño y dijo: hoy es un buen día. Cogió impulso y se elevó sobre el suelo; cada vez más, hasta marcharse volando en otra dirección.

J.R Tato Peña
Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!