ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Tristeza y Muerte (F.C.R)

Hace poco que vi un programa de TV en el que se preguntaba de diversas personas qué música les gustaría que pusieran en su entierro. La pregunta parece tener mucho sentido ya que, emocionalmente, muchos de nosotros tenemos un tema musical o canción a la que le otorgamos una representación existencial o que nos gusta porque nos representa en alguna manera. Algo que me llamó la atención es que muchas personas elegían temas con letras muy representativas. Yo soy más de melodías e instrumental. Alguien dijo [a lo que me adhiero] que la música, sin letra, tiene la mágica facultad de poder decir algo diferente para cada persona que la escucha. Sería como un mensaje codificado que al llegar a nuestro cerebro encuentra el descodificador y abre un mensaje que puede ser diferente para cada persona.



Consideraciones a parte, lo cierto es que yo ya me había planteado esa misma cuestión hacía bastante tiempo. Como es normal, a la vista lo importante que es la música para mi, varias fueron las candidatas a ser reproducidas ante mi posible féretro. “Oneness” de Carlos Santana era una de las candidatas. Su inicio con el sonido de las olas y los claros gemidos de guitarra parecían adecuados a mis avatares vitales, sin embargo hay un momento en el que coge cierto ritmo roquero que podrían incomodar a mis amigos asistentes a tan emotivo acto de despedida. Hay un tema, también musical exclusivamente, con las mismas propiedades melódicas que la anterior; incluso la supera con creces, en cuanto a la magnificencia melódica, al contar con una orquesta que acompaña el diálogo de la guitarra en este caso clásica. Este tema es el concertino para guitarra y orquesta del maestro Salvador Baquerise que, sin duda todo el mundo entendería y consideraría adecuado al evento.
También he pensado en ¿por qué no incluir un tema de amor? Para este propósito había seleccionado: “piensa en mi” de musical “El fantasma de la ópera” de Harol Lloyd, pero también lo he dejado descartado porque más parece una historia de amor para una despedida terrenal y no para una despedida existencial. La canción protesta, por otra parte, no es mi fuerte; es más, no me gusta ni me interesa y …, la verdad, hacer que suene, como alguien sugería “Del barco de Chanquete no nos moverán”, no me acaba de seducir.

Actualmente las que más se identificarían con mis sentimiento serían “Little Wing” de Jimi Hendrix; fundamentalmente porque la letra es realmente emotiva, en especial cuando dice “wen I’m glad, she comes to me/with a thousen smails/ she gives to me free” (cuando estoy triste ella viene a mí, con miles de sonrisas que me regala). La cuestión es que ésta es una canción que se refiere a un amor pasional, mientras que para mi tendría sentido si se tratara del amor de mi propia madre (que no es el tema de la canción) quien fue la única persona que me quiso de esa manera. Por lo tanto no sé si sería apropiado y, además, por si fuera poco, sólo yo entendería ese sentido.

Pero, sobre todo, el inconveniente que le veo a elegir un tema musical para el momento en que me encuentre de cuerpo presente en una iglesia, donde acudirían mis amigos para decirme el último adiós, es que, en realidad no sé cuál será mi estado de ánimo y emocional en ese significativo momento por lo que no puedo saber ahora, de antemano, qué me gustaría escuchar.

FCR
Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!