ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Sobre la moral y el nuevo "paradogma"


Entrevista de Cándido Mendes a Tato Peña
Boal - Asturias a 1 de Julio del 2013

 
-Últimamente sueles hablar del “paradogma”. ¿A que te refieres?
- A la posibilidad de un modelo socioeconómico aparentemente paradigmátio, neodemocrático y liberal, pero soterradamente cada vez más dogmático.
 
-Parece paradójico.
-Es paradogmático. Esconde la intención de una megasociedad perfectamente inducida y controlada, en la que los individuos se piensan libres aun siendo peones de los intereses de las élites y pseudoélites.
 
-¿Una generación de tecnócratas, políticos, científicos y financieros?
-Una generación sin regeneración, gente aún más elitista y de mayor estrechez mental. Multinacionales o monopolios  trinitarios que se hacen y que ambicionan el control de las masas, o sea, todas las patentes imaginables: energía, materias primas, tecnologías, fármacos, producción, mercados, influencias, difusión, geoestrategias, cultura, educación, ...
 
-¿Eso puede estar ocurriendo?
-Eso siempre ocurrió de un modo más o menos local, pero ahora en pleno siglo XXI, es posible que ocurra de un modo invasivo global.
 
-¿Cuáles serian las causas?
- Muchas, porque extraordinariamente se reúnen muchos factores y todos engendrados tanto en el capitalismo como en el comunismo. Capitalismo y comunismo parecen opuestos pero son en el fondo primos hermanos. Podemos observarlo en China, la cual está en tránsito de convertirse en la primera potencia económica mundial. Pero si hablamos de las causas podemos hablar de una crisis de identidad, de una pérdida y una perversión gradual de valores, de una carencia de discernimiento y de moral creciente en contraposición a actitudes moralistas extremas.
 
-¿La moral ha hecho tanto daño?
- Existen niveles, estratos y sustratos de moral subjetiva, pero la moral objetiva es algo compartible y experimentable por todos aquellos que poseen un criterio y una conciencia expandida. Hoy no deja de propagarse en occidente el invento de que la moral es mala, de que la moral es inmoral, y es a causa del efecto de las religiones, las tradiciones y las costumbres dogmáticas que han influido en la sociedad hasta ahora. Pero la moral en sí no tiene nada que ver con todo eso. Habría que hacer una revisión de lo que es verdaderamente el consciente, la conciencia, la educación o la espiritualidad.
 
-Entonces ¿Se nos vende la idea de que la moral es mala?
- Es una creencia que está invadiendo todos los tejidos sociales al tiempo que se integra en el inconsciente colectivo. Se nos hace creer que la moral nos impide ser libres y sobre todo que nos impide liberarnos sexualmente. La propaganda, la publicidad, la moda, el pop,  ha ayudado mucho a una merma o a un rechazo a todo lo que es moral. No nos damos cuenta pero esto nos está afectando, ya que la moral o la contramoral no tiene que ser nunca impuesta. Hoy podemos estar tranquilamente viendo el telediario o mirando programas en la televisión que nos hablan de tragedias terribles en el mundo y sin embargo no sentimos nada, ni siquiera indignación o pesadumbre. Consumimos y consumimos sin caer en que todo cuanto soporta nuestro bienestar es producto de explotaciones humanas, expolio energético y degradaciones en el medio ambiente. Nuestra moral se vuelve enana hasta al final atrofiarse poco a poco.
 
-¿Qué es entonces la moral?
-La moral es al tiempo una aptitud, una actitud y una inquietud. Una aptitud porque requiere educación, cultura, conocimiento; una actitud porque es un impulso genuinamente orgánico, esencial e instintivo, y una inquietud porque refleja una motivación existencial que puede ser al tiempo espiritual. Todo eso es criterio. La moral es individual pero también podemos observarla en la ética de la naturaleza, la moral no puede ser impuesta, sino que debe surgir de sí mismo, por percepción, comprensión y razonamiento autónomo y propio; y ser compartida en afinidad con otros.
 
-¿Relacionas la moral con la conciencia?
-Todo está interrelacionado. Pero para interrelacionar se hace necesario desmitificar y desaprender, porque ni la conciencia es lo que se cree comúnmente de ella, ni la moral es lo que se presume que es. Es una cuestión que han encarado pensadores, filósofos y teólogos, pero muy pocos la han encarado desde la conciencia. Si tuviéramos conciencia no infligiríamos daños a nuestro cuerpo y mente, ni a nuestro prójimo, ni al entorno, ni al conjunto del planeta.
 
-Un “paradogma” ¿ puede no ser algo necesariamente malo?
- El dogma siempre fue necesario mientras la humanidad permanecía en un estado de infancia moral. Es probable que hoy la humanidad sea quizás más adolescente que infantil, pero le falta aún mucho por madurar. Malo o bueno son términos insuficientes cuando hablamos de madurar, porque hay que situarse por encima de la psicología que caracteriza a las sociedades mediocráticas que se hacen llamar democráticas.
 
-¿Y la llamada nueva era?
-Es un fenómeno que ha hecho en el mundo importantes cambios, pero al final ha acabado prostituido, por las modas, por la idea de modernidad y por la sociedad de consumo. En primer lugar se ha frivolizado dando lugar a toda tipo de invenciones fantasmicomágicas. En segundo lugar se ha trivializado la cuestión de la conciencia y banalizado la espiritualidad.

-A menudo dices que la democracia se ha mal-interpretado…
- En la mayoría de los casos tras una democracia hay una mediocracia, dirigida, representada y sostenida por mediócratas cortos y de criterio deficiente que no ven más allá de su película mental o del teatro de variedades que conocen como realidad o actualidad.
 
-¿Y cómo hemos pasado de la democracia a la mediocracia?
-¿Es que existió alguna vez una verdadera democracia? Nadie sabe aún lo  que es en realidad eso. No tenemos ningún referente serio y coherente, ni siquiera la Grecia antigua que abolió el ejercicio de la filosofía y la escuela en la calle y entre los ciudadanos.
 
-¿Quieres decir que el progreso democrático es una utopía?
-Partamos de la idea de sostenibilidad  y de cómo un concepto que refleja la retribución con la naturaleza  ha sido prostituido para sostener el ritmo de la economía del mercado global financiero que influye en los gobiernos y en las formas culturales a través de personajes títere que fomentan la destrucción de valores, que aunque estén en tránsito, no dejan de conservar un cierto centro de gravedad en la moral de las personas. Hoy no es raro que se acelere la destrucción del núcleo familiar, el odio a los padres y los educadores, a los dogmas y creencias que aunque no sean perfectas y estén plagadas de incoherencia servían, por lo menos, como centros de gravedad.
 
- ¿Qué peligros aguardan a los jóvenes o a las nuevas generaciones?
-  Todos los peligros posibles que guarden relación con la prostitución de valores. Comprendo que muchas personas quieran tener confianza en el criterio de la sociedad, pero la sociedad se mueve por sugestión e impulsos emocionales. Se sabe desde antaño que a la masa se la puede modelar y que existen multitud de mecanismos de control psicológico además de los arquetipos que pueblan el universo del inconsciente de las sociedades. Está demostrado que el dinero tiene un poder inusitado, que el éxito y la imagen para muchas personas lo es todo, que es fácil tener a todo el mundo en estado de imaginación, ignorancia, pasividad, y autocomplacencia.
 
-¿Y entonces?
-Entonces, confiar en que sea la crisis la que nos saque de este sueño.
 



Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!