ASOCIACION INTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

Necesitamos laboratorios de vida: entrevista a Tato Peña y Patricia Fdez

Sala de Talleres y Conferencias de Círculo Holístico


Actualmente habláis de Laboratorios de Vida ¿En qué consisten?
Proyectos dirigidos a la investigación y la experiencia vivencial y experimental.

También habláis de ser Súper Vivientes.
La súper-vivencia es la relación íntima con cuanto vivimos, la experiencia es lo que aprendemos de ello. Tomarse la vida como un regalo es tomarse la vida como un Súper-Viviente. Además tenemos derecho a experimentar, a ser investigadores de nuestras vivencias.

Es un proyecto holístico. ¿Qué queréis decir con eso?
Lo holístico no suele entenderse del todo bien, la gente tiende a mistificarse y a magnificarlo todo. La Holística sin embargo no es un mero enfoque, requiere conocimiento, criterio y discernimiento porque nos lleva al descubrimiento de lo que somos y es la vida. La Holística es la ciencia y la filosofía del futuro, y es nuestra única salida. ¿Por qué? Porque necesitamos resolver muchas incoherencias y cosas inconexas con respecto al mundo, y ver las cosas en su magnitud en toda su expresión en vez de contentarnos con versiones o interpretaciones de realidad. Holos quiere decir global e indica unidad e interrelación entre todas las cosas. La Holística aporta pues una visión global e integral de la Vida, lo cual permite conocer las cosas de la naturaleza pero sobre todo comprender la naturaleza de las cosas.

¿Esto lleva a…?
Experimentar de forma integral, ayuda a vivir con integridad, con uno mismo, con los demás, con la naturaleza. Un mundo justo empieza en el respeto, la equidad y la honestidad.

¿Te refieres a la escuela de la vida?
Por supuesto, por eso hablamos de universalidad. Todos sabemos que la Vida es una escuela, pero nos falta descubrir su sentido y el nuestro propio para extraer la esencia de las cosas. Podríamos llegar más lejos pero nos limitamos, podemos ser más sanos y más felices, pero nos saboteamos y nos lo negamos. Da la impresión de que al sistema no le interesa que seamos libres sino esclavos. La educación convencional no nos orienta al autoconocimiento, nos reprime ser nosotros mismos. El sistema no quiere que pensemos y decidamos por nosotros mismos, le interesa que estemos siempre insatisfechos y llenos de necesidades porque el consumo –que es su dinámica- depende de nuestra dependencia. Por el contrario, la escuela de la vida nos enseña a ser autónomos, a ver en nosotros la riqueza, y a convivir en el respeto.

¿Cualquier persona o colectivo humano puede formar parte o ser un Laboratorio de Vida?
Sí. Cada individuo es un laboratorio con un potencial innato. Nuestro cuerpo es nuestra mente, nuestra mente son emociones, nuestro espíritu también es materia.  Cada persona posee algo que aportar y todos podemos compartir eso. Somos un laboratorio maravilloso con un potencial infinito, y es una pena limitarnos y negarnos ese derecho. Un grupo humano es un laboratorio ciudadano en el que desarrollar ideas, tendencias, tecnologías y proyectos. En ellos se pueden estimular modos y estilos de vida, nuevos descubrimientos y tecnologías acordes.

Los tiempos que corren ¿favorecen que puedan crearse estos laboratorios?.
El momento es ahora porque la crisis nos ayuda a despertar. Cualquier sociedad que progrese por el bien de todos se funda en la creatividad y la riqueza de las personas, y esta sociedad a la deriva no nos deja opción para realizarnos personalmente ni para educarnos integralmente. El momento es ahora porque el espejismo que eran nuestras vidas se está disipando. Todos aspiramos a vivir en paz, tranquilos y con dignidad, pero todo cuesta un esfuerzo inútil, además de tiempo y dinero. Puede que estemos en un momento axial, eso depende de nosotros y de esta oportunidad para unirnos y cultivar riqueza. Todas esas personas útiles y en paro, todos esos estudiantes sin futuro, todas esas personas que se han formado y quieren expresarse y aportar algo al mundo, todos esos ancianos desterrados a no ser nadie, todas esas mujeres y hombres viviendo en el conflicto de verse diferentes e indiferentes, todos esos niños esperando la oportunidad de despertarse y despertarnos. Todos podemos encontrarnos y crear Laboratorios de Vida de todas las especies posibles, en los cuales encontrar y encontrarnos para compartir talentos y capacidades.

La naturaleza  juega un lugar muy relevante en esos laboratorios…
Por supuesto. Son un tributo a la naturaleza. Cada persona está hecha de naturaleza, la vida impregna nuestra mente, sangre, emociones y redes nerviosas. La naturaleza lo es todo y sin ella no somos nada. Pero, desde la cuna y la escuela nos separan de la Naturaleza y al final la vemos como algo hostil y ajeno a lo que somos. Sin embargo somos naturaleza, no solo la habitamos. La Vida, el cosmos habitan también en nosotros. Es bueno explorarlo y sentirlo.

¿Qué puede enseñar una escuela basada en la naturaleza?
En primer lugar enseñarnos a ser nosotros mismos. La educación natural se basaría en eso. La pedagogía de la autenticidad nos inclina a descubrirnos para ser mejores y honestos, más comprensivos y justos, más leales con nuestros ideales, para ser más felices y estar más satisfechos. En definitiva ser seres íntegros que viven en armonía. ¿Parece utópico? Pues no lo es, hay muchas personas así o que están en camino, que se esfuerzan en estos objetivos. Solo hay que encontrarse, solo hay que empezar con algo, cultivarlo, y hacer que crezca y se extienda hasta germinar en todos lados. No importa cuánto tiempo nos lleve, hay que hacerlo.

Hay personas que buscan, y no encuentran
Todo buscador es un encontrador incansable. Tenemos que empezar a ser encontradores que se encuentran. Hay que dejar de estarse inmóvil porque nos abandonamos, envejecemos y nos debilitamos. Hay que recuperar el espíritu y la energía, volver a ser jóvenes y niños. Hay que moverse y romper las corazas que nos mantienen en la pasividad, la indiferencia, en el conformismo. Son los pequeños gestos. Hay que confiar en que es posible, luego los encuentros vienen por atracción, simpatía, afinidad y resonancia.

¿Cuando hablas de Ecoxistencia a que te refieres?
A una actitud de respeto hacia la vida. La Ecoxistencia propone seguir el sentido de la vida, y atender y cuidar lo que está vivo y unido. Al modelo de progreso actual no parece importarle esto; su aptitud es indiferente, reduccionista y depredadora porque reduce la vida a un objeto, una casualidad y un mecanismo. Esa es la realidad en que se funda la política de globalidad que ve al hombre elitista en lo alto más alto de la cadena. Empecemos por nosotros mismos, desde cada individuo, necesitamos crecer y realizarnos interiormente, necesitamos ser consecuentes. Sin esto no hay conciencia ni somos conscientes de lo que somos ni de dónde estamos.

¿El entorno puede ser diseñado?
La Ecoxistencia consiste en eso. La naturaleza es plástica, el entorno se amolda a nosotros cuando intervenimos recíprocamente y no le causamos impactos. En el ejemplo de la permacultura el individuo es un colono respetuoso que diseña un entorno en armonía. El individuo ecoxistente actúa sabiamente: gestionando racionalmente el entorno, interactuando con el medio ambiente. Cuida la tierra y a las personas, se adapta sin causar impacto ni expolio, aprovecha los recursos consecuentemente y no aspira a la dependencia sino a la autosuficiencia. Un diseño permacultural es un sistema integrado en la naturaleza.

Permacultura y Ecoxistencia son lo mismo.
La permacultura propone valores prácticos  y un camino consecuente a seguir. La Ecoxistencia es la expresión vital de ese camino en nuestra realización transpersonal e interpersonal.

¿La Ecoxistencia propone alternativas para la mejora de las condiciones de vida?
Propone todas las alternativas imaginables y posibles. Pero son necesarios esos laboratorios de Vida en los que la ciencia, la pedagogía, y el arte se dirigen al potencial humano en interacción con el potencial del planeta. Me preguntan muchas veces si se trata de un ideal, una doctrina o un camino; nada de eso, porque cada uno encuentra su ideal y su camino por sí mismo. Ecoxistencia es solo un modo nuevo de convocar al paradigma para hallar el modo de desprogramarse de atavismos, conceptos, esquemas, ideologías y todos esos -ismos.

Veo que empleáis la palabra UNIVERSalIDAD. ¿Os refería a un nuevo modelo de escuela?
La palabra escuela proviene de aprender afuera, al aire libre, en los senderos, en las calles y las plazas. Una escuela al aire libre con aulas envueltas en naturaleza, es perfecto. Antes que tantas cosas técnicas y tantas otras superfluas podríamos aprender valores. La sociedad actual nos prepara para ingresar en la maquinaria del consumo, pero nos deshumaniza. Antes que valores de mercado podríamos educarnos en valores humanos. Antes que llenar nuestros coeficientes mentales podríamos llenarnos de experiencias vitales. Tenemos pendiente educar nuestras emociones, explorar, desarrollar los sentidos internos y no solo los externos.
Los nuevos modelos de escuela son necesarios porque los actuales ante un nuevo modelo humano nos quedaran obsoletos. Necesitamos crecer y enriquecernos para conocerlos, impulsarlos y recorrerlos. Si aspiramos a liberarnos de la angustia y la neurosis necesitamos recuperar la dignidad y el deseo constante de crecer. Por eso siempre somos niños y de ahí deviene que nos centremos en una pedagogía que nos ayude a ser seres auténticos.  Si queremos sacar un provecho real de la naturaleza necesitamos ser sanos y consecuentes.

¿Por donde empezar..?

Todos podemos formar parte de este gran proyecto de universalidad porque todos tenemos algo que aprender y que enseñar. Podemos encontrarnos y compartir en Unidad en vez de competir, envidiarnos y criticarnos. Podemos conocer lo que es en verdad el progreso y la civilización sin dañar a las personas y a los otros seres vivos. Todos juntos podemos formar una comunidad de Laboratorios recíprocos. Así podemos prepararnos para los tiempos oscuros que se nos vienen en esta década. El tiempo apremia y se hace necesario que coincidamos en un lugar y que empecemos a conocernos. Es una cuestión de fe: en nosotros, en la Naturaleza, en la Mujer, en el Hombre, en el Niño, en cada camino, porque todos somos Esperanza.

Entrevista de Eloise Tremen a Tato Peña y Patricia Fernández
24 de Agosto del 2013
Asturias

Comparte en Google Plus

Sobre Círculo Holístico

ASOCIACION NTERNACIONAL DE INVESTIGACION Y DIVULGACION HOLISTICA

0 comentarios :

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Holo-Blog

Si vas a dejar un comentario hazlo sin tabús y si tienes sugerencias hazlo con respeto , nos ayudará a crecer cualitativamente.

Gracias por participar!!!